Universidad de Carabobo

Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas

Escuela de Derecho.

Asignatura: Derecho Civil I

Prof. Lony Flores.

 

No presencia y ausencia.

 

No presente: Es la persona que no se encuentra en el país en un momento dado, sin que exista motivo legal para dudar de su existencia.

 

Cuando sea demandada, o haya de practicarse una diligencia judicial o extrajudicial a una persona no presente se le nombrara un defensor en caso de no tener quien la represente. Este defensor no podrá convenir ni transigir en la demanda si no obtuviere el dictamen favorable de dos asesores nombrados por el Tribunal de Primera Instancia de la jurisdicción a petición del defensor.

 

Efectos:

 

ü       La exclusión del no presente del ejercicio de la patria potestad sobre sus hijos, Art. 262 CC.

 

ü       El nombramiento del defensor el no presente:

 

ü       En caso de demanda: Es  necesaria además de la no presencia, haber sido demandado en Venezuela, carecer de quien pueda representarlo en juicio y haberse llenado algunas diligencias procesales.

 

ü       Cuando haya de practicarse alguna diligencia judicial o extrajudicial, para lo cual sea indispensable la  citación del no presente, siempre que carezca  de representante.

 

Ausencia. Concepto:

 

Es la condición de la persona física cuya existencia es incierta debido a determinados hechos señalados en la ley. Es característica de la ausencia la duda acerca de si la persona esta viva o ha muerto ya , pero no basta cualquier duda es necesario que resulte de hechos determinados por la ley.

 

Intereses en juego:

 

En materia de ausencia están en juego diversos intereses:

 

ü       Que el ausente no sufra perjuicio por no poder proteger sus propios intereses, lo que exige que se confíe la protección de los mismos a otra persona.

 

ü       Los intereses de las personas cuyos derechos dependen de la muerte del ausente, así como los intereses de las personas que se liberarían de una obligación por la muerte del ausente.

 

Fases en el régimen de la ausencia:

 

Ausencia Presunta: La ley presume ausente a una persona cuando concurren las siguientes circunstancias:

 

ü       Que la persona haya desaparecido de su último domicilio o residencia.

 

ü       Que no se tengan noticias de la persona, ni emanadas de ella ni de otro.

 

Carácter: La presunción de ausencia es una presunción iuris tantum, es decir, admite prueba en contrario.

 

 

Efectos de la presunción de ausencia

 

Mientras dure la presunción de ausencia la ley  prácticamente se limita a proteger los intereses del presunto ausente (aunque con ello indirectamente protege también intereses de terceros, por ejem. Los presuntos herederos).

 

Las medidas de protección al ausente varían según haya dejado apoderado  o no:

 

ü       Si el presunto ausente no ha dejado apoderado, el juez del último domicilio  o residencia puede, a instancia de los  interesados o de los presuntos herederos, nombrar una persona que represente al ausente en juicio, en la formación de inventarios o cuentas, o en las liquidaciones o particiones en que el ausente tenga interés y dictar cualesquiera otras providencias necesarias para la conservación del patrimonio. Las facultades del representante en juicio serán las mismas atribuidas al defensor del no presente. Para el nombramiento de representante se preferirá al cónyuge no separado legalmente, salvo motivos graves que determinara el juez.

 

ü       Si el presunto ausente ha dejado apoderado, el juez proveerá solo a los actos para los cuales dicho apoderado no tenga facultades y se las dará a esta si no encontrare motivos  que se opongan.

 

ü       Desde que ocurra la presunción de ausencia de uno de los padres, el otro ejercerá la patria potestad y si este ha fallecido o estuviere en imposibilidad de ejercerla se abrirá tutela.

 

Cesación de la presunción de  ausencia:

 

Cesa en tres casos:

 

ü       Cuando se prueba la existencia de quien se presumía ausente.

 

ü       Cuando se prueba su muerte

 

ü       Cuando se dicta sentencia definitivamente firme que declare su ausencia.

 

         Ausencia declarada:

 

      Requisitos:

 

ü       Presupone que hayan transcurrido dos años de ausencia presunta, si el causante no dejo mandatario para la administración de bienes.

 

ü       Tres años, si dejo mandatario, la diferencia del plazo entre uno y otro se debe a que el hecho de dejar esa clase de mandatario, constituye un indicio de que el propio interesado previo su alejamiento prolongado y de que por ende, es menos probable que el mismo se deba a su muerte.

 

ü       No es necesario que el apoderado este facultado para administrar todos los negocios del ausente, siendo suficiente que pueda administrar los más importantes de ellos.

 

Quienes pueden pedir la declaración de ausencia:

 

ü       Los presuntos herederos ab intestato, es decir las personas que heredarían al ausente si este hubiera muerto sin dejar testamento, y contradictoriamente con ellos –ya que tienen intereses opuestos- los herederos testamentarios si los hubiere.

 

ü       Las personas que tengan  sobre los bienes del ausente un derecho que dependa de la muerte de este.

 

       Intervención del cónyuge:

 

       Puede solicitar la declaración de ausencia, pero también puede contradecir en juicio cualquier solicitud de esa clase que haya hecho otra persona (Art. 425) facultad que se explica por el interés que pueda tener en evitar la disolución de la comunidad conyugal.

 

     Efectos de la declaración de ausencia:

 

ü       Ejecutoriada la sentencia que declare la ausencia el Tribunal a solicitud de cualquier interesado ordenara la apertura de los actos de última voluntad del ausente.

 

ü       Los herederos del ausente, si este hubiera muerto el día de las últimas noticias de su existencia o los herederos de aquellos podrán pedir al juez la posesión provisional de los bienes del ausente.

 

ü       No se pondrá en posesión de los bienes a los herederos sino dando caución hipotecaria o fideyusoria (fianza) por una cantidad que fijara el juez o cualesquiera otras precauciones que el juez escatime necesarias en interés del ausente.

 

ü       La posesión provisional de los bienes deberá darse por formal inventario.

 

ü       La posesión provisional da a los que la obtienen, la administración de los bienes del ausente, el derecho de ejercer en juicio las acciones que a este le competen y el goce de los bienes en proporción de lo indicado.

 

ü       En cuanto a los poderes de administrar debe señalarse que la ley exige a los poseedores provisionales autorización judicial para los actos que excedan la simple administración.

 

ü       Aunque no lo diga la ley, los deudores cuya liberación dependa de la muerte del ausente, pueden pedir al juez que declare su liberación provisional, previa caución u otra precaución.

 

ü       La declaración de ausencia disuelve la comunidad de los bienes en el matrimonio (CC, art. 173, 2 apart.), si bien el matrimonio subsiste.

 

ü       El cónyuge además de lo que corresponde por los convenios de matrimonio y sucesión puede obtener una pensión alimentaría que se determinara por la condición de la familia.

 

      Cesación de los efectos de la declaración de ausencia.

 

      Art. 431 CC: Si durante la posesión provisional vuelve el ausente o se prueba su existencia, cesan los efectos de la declaración, salvo, si hay lugar, las garantías de conservación y administración del patrimonio constituidas conforme a las exigencias de la ley. En tal caso, los poseedores provisionales deben restituirlos con las rentas, en la proporción en que no las han hecho suyas.

 

       Muerte presunta.

 

         Presunción de muerte. Sus efectos no se equiparan a los efectos de la muerte.

 

        Si la ausencia ha continuado por espacio de 10 años desde que fue declarada, o si han transcurrido 100 años desde el nacimiento del ausente, el juez a petición de cualquier interesado, declarará la presunción de muerte y junto con ella acordará la posesión definitiva de los bienes y la cesación de las garantías impuestas. Esa determinación se publicará por la imprenta.

 

 

      Efectos de la presunción de muerte

 

      La declaración judicial de la presunción de muerte cambia la posesión provisional de los bienes del ausente a posesión definitiva, esto permite a los presuntos herederos proceder a la partición y disponer libremente de los bienes y hacer cesar las garantías exigidas.

 

      La presunción de muerte no disuelve el matrimonio ni constituye causal de divorcio ni de separación de cuerpos. Pero si el cónyuge del ausente contrae matrimonio este no puede impugnarse mientras dure la ausencia.

 

     Cesación de los efectos de presunción de muerte

 

ü       Si después de la toma de posesión definitiva vuelve el ausente o se prueba su existencia, recobrara los bienes en el estado en que se encuentren, y tendrá derecho a reclamar el precio de los que hayan sido enajenados si aun se debiere, o los bienes provenientes del empleo de este precio.

 

ü       El ausente no puede reclamar al poseedor definitivo por el hecho de haber enajenado los bienes a título gratuito o por haber dejado que sufrieran daños o deteriores. Los poseedores definitivos no pueden pedir  el reembolso de los gastos de conservación efectuados.

 

ü       Si después de la posesión definitiva se descubriere de manera cierta la fecha de la muerte del ausente, los que en esa época  eran sus herederos o legatarios  podrán adquirir las acciones que les competan, salvo los derechos que los poseedores hayan adquirido por prescripción o por percepción de frutos de buena fe.              

 

Presunción de muerte por accidente:

 

Requisitos: Solo procede cuando concurren las siguientes circunstancias:

 

ü       Que una persona se encontrara en naufragio, terremoto u otro siniestro semejante (CC, Art. 438). Tal enumeración es enunciativa.

 

              En tal caso deben probarse dos hechos: El siniestro y la presencia de la persona en el.

 

ü       Que a raíz del siniestro no se hayan tenido noticias de la persona. Si se ha tenido noticias de que ha sobrevivido al siniestro no procede la presunción, y en caso de tener certeza que ha muerto en el accidente, se está frente a un caso de muerte que se acreditara con la partida de defunción.

 

 

       Pueden pedir que se declare la presunción de muerte por accidente:

 

        Cualquier presunto heredero ab intestato o testamentario o quienquiera que tenga acciones eventuales que dependan de la muerte de la persona de que se trata.

 

          Procedimiento: Comienza con la solicitud dirigida al Juez de Primera Instancia que ejerza la jurisdicción civil en el último lugar del domicilio del pretendido ausente. La solicitud será publicada en prensa por tres meses, pasado dicho periodo se evacuaran las pruebas y el juez decidirá.

 

          Efectos de la presunción de muerte por accidente:

 

ü       Los efectos inmediatos son los mismos de la declaración de ausencia.

 

ü       Pasados 3 años de haberse declarado la presunción de muerte por accidente el Tribunal, a petición de cualquier interesado acordara la posesión definitiva de los bienes y la cesación de las garantías impuestas.

 

   

 

 


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada